¿Cuántas sesiones de presoterapia son necesarias para conseguir unos buenos resultados?

cuantas sesiones de presoterapia son necesarias

Esta es una de las preguntas que con frecuencia nos realizan las clientas cuando tienen pensado someterse a este tratamiento. Sin embargo, antes de determinar cuántas sesiones de presoterapia son necesarias, desde nuestros centros de De La Uz queremos dejar claro que no hay dos casos iguales y que en función de la gravedad o intensidad de este, serán necesarias más o menos sesiones.

También es importante tener algo de paciencia, ya que los cambios importantes comenzarán a ser visibles después de varias sesiones. Por lo general, se requiere llevar la mitad del tratamiento hecho para que los resultados empiecen a ser aparentes.

Para que te hagas una idea, si la finalidad del tratamiento es reducir una inflamación o un edema posquirúrgico, se recomiendan entre 6 y 10 sesiones de manera continuada, siendo la mejoría más evidente a partir de la quinta sesión. En cambio, si el objetivo del tratamiento es otro más complejo, como tratar un caso de celulitis, se precisarán más sesiones, entre 12 y 20, siendo notables los resultados desde la sexta o décima sesión.

¿Cómo es el equipo de presoterapia?

En De La Uz el tratamiento de presoterapia se suministra a través de unos cobertores o botas especiales, que recubren las piernas en su totalidad, un fajín y unos brazos que están conectados a un aparato que contiene un compresor de aire, el encargado de enviar el aire en la presión adecuada a las diferentes partes del traje, que se irán hinchando de manera progresiva mientras ejercen una suave presión sobre el cuerpo (piernas, abdomen y brazos) para luego deshincharse. Esa misma secuencia se repite una y otra vez hasta el final de la sesión.

De esta manera, conseguimos reactivar la circulación de los pacientes, contribuyendo a una sensación de bienestar general. Además, gracias a esos movimientos suaves y repetitivos se favorece la eliminación de líquidos, de grasas y de toxinas culpables de la celulitis, de los edemas o de otros trastornos, por lo que este tratamiento puede ser de gran ayuda para acabar con la temida piel de naranja que tanto nos atormenta o para combatir las piernas cansadas, una sensación bastante molesta que no hace distinciones de sexo ni de edad.

Asimismo, se ha convertido en el mejor complemento para la liposucción. Esta técnica nos ayuda a preparar el cuerpo para la intervención, facilitando también su recuperación tras la misma. Gracias al efecto drenaje de la presoterapia, los tejidos recuperan su tersura y la circulación linfática recupera la normalidad perdida.

Recientemente, se ha descubierto también que resulta realmente eficaz en el terreno deportivo al garantizar la recuperación de los músculos una vez que estos han sido sometidos a un ejercicio físico de gran intensidad.

Resumiendo, nuestra propia experiencia nos ha servido para darnos cuenta de todos los grandes beneficios que nos brinda este tratamiento terapéutico:

  • Mejora el drenaje linfático
  • Favorece la reabsorción de los líquidos que se acumulan entre los tejidos y las células
  • Efecto relajante y analgésico
  • Estimula la circulación

Por todo esto, está indicado para tratar:

  • Celulitis y flacidez
  • Mala circulación
  • Retención de líquidos
  • Liposucción (antes y después)
  • Problemas musculares
  • Cansancio

¿Te estás preguntando si la presoterapia puede ser útil para ti? Prueba un par de sesiones y escucha a tu organismo, hablará por sí solo. Para más información, no dudes en contactar con nosotras en el 985 21 31 70