Cuidado de extensiones de pestañas: ¡mantenlas como el primer día!

extensiones de pestanas

Las extensiones de pestañas son una opción estupenda para resaltar tu mirada sin necesidad de usar una máscara de pestañas o de invertir en productos como la abéñula para alargarlas. Esta técnica supone una inversión y como tal, es fundamental saber cuáles son los cuidados de las extensiones de pestañas para que te duren intactas el mayor tiempo posible.

Primeros cuidados de las extensiones de pestañas

Las primeras 48 horas de tus extensiones de pestañas son cruciales. Del cuidado que tengas con ellas, dependerá el aspecto que vayan a tener durante las semanas siguientes. Por eso, los expertos recomiendan, que durante las primeras 48 horas:

  • Evita el agua. Las extensiones de pestañas no se pueden mojar durante las primeras 48 horas. Si se mojan, se puede debilitar el pegamento y como consecuencia podrían llegar a despegarse las extensiones.
  • Deja el maquillaje a un lado. Mucho mejor si durante las primeras 48 de vida de tus extensiones de pestañas, olvidas el maquillaje. Nada de productos ni líquidos ni en polvo, y mucho menos uses rizador de pestañas ¡No queremos arruinar las pestañas!
  • Cuidado con tus ojos. Es posible que después de aplicarte extensiones de pestañas, sientas la necesidad de tocarlas continuamente. ¡Error! Mucho mejor si evitas tocarlas o frotarte los ojos. Hazlo siempre con mucha delicadeza, y teniendo en cuenta que el pegamento de tus pestañas está aún asentándose, y no queremos que se eche a perder.
  • Mejor si duermes boca arriba. Si, como lo oyes. Durante las primeras 48 horas las extensiones de pestañas están todavía débiles, y cualquier roce puede debilitarlas y hacer que se caigan. Por eso, es mucho mejor dormir boca arriba para conseguir que tus pestañas duren intactas mucho más tiempo

 

Cuidados posteriores de las extensiones de pestañas

Una vez pasadas las primeras 48 horas, tus pestañas estarán listas para aguantar el trote del día a día. Pero no puedes olvidar que siguen necesitando cuidados para que duren el mayor tiempo posible como el primer día.

  • Cepilla tus pestañas. Lo más probable es que en el centro donde te has realizado las extensiones de pestañas, te regalen un cepillo especial para tus pestañas. Igualmente, puedes cepillar tus pestañas con el cepillo bien limpio de una máscara de pestañas que tengas por casa.

Tip: Es importante que el cepillado se haga de forma regular. Por ejemplo, todas las mañanas.

  • Lava tus extensiones de pestañas. Esto puedes realizarlo cada 3 o 4 días, en función de la cantidad de residuo que se acumule en ellas.

TIP: Para lavar las extensiones de pestañas cepíllalas primero para que queden bien separadas entre sí. A continuación, lávalas con un producto especial para el cuidado de extensiones de pestañas. Por último, deja que el agua elimine los restos, pero ¡sin frotar!

  • Evita aplicar productos con bases aceitosas cerca de las extensiones de pestañas. Ni productos cosméticos ni maquillaje. Y es que los productos con aceites son capaces de levantar el pegamento de tus pestañas sin que te des cuenta.
  • No necesitas máscara de pestañas. Para un mayor cuidado de extensiones de pestañas, evita usar máscara de pestañas. No necesitas ningún producto para que luzcan perfectas ¡esa es la idea!
  • Delineador , pero con condiciones. Al igual que con el maquillaje, todos los productos que apliques cerca de tus extensiones de pestañas deberán ser fáciles de remover.

Tip: Los delineadores mejor si son a base de agua y no son waterproof. De esta forma te aseguras que, a la hora de desmaquillarte, no vas a tener que insistir en exceso en la zona de tus pestañas para quitar todos los restos.

  • Desmaquíllate con agua micelar. El agua micelar es un potente desmaquillante, libre de aceites, que limpia en profundidad sin dañar tus extensiones de pestañas. Recuerda que siempre, después de desmaquillarte con agua micelar, tienes que lavar tu rostro con agua y un gel específico para quitar todos los restos de producto. ¡No lo olvides!

¿Cuándo toca volver a hacérselas?

Lo malo de las extensiones de pestañas es que no duran para siempre. Con todos estos tips que te hemos dado, estamos convencidas de que te durarán intactas por más tiempo. Una reposición de pestañas suele hacerse cada tres o cuatro semanas. Pero si las cuidas, podrás aguantar con ellas de seis a ocho semanas. ¡Compruébalo tú misma!

 

Ya has visto que el cuidado de extensiones de pestañas es mucho más sencillo de lo que parece. Solo necesitas mucha dedicación, mucho mimo y paciencia y tendrás unas pestañas de infarto por mucho más tiempo.

 

tienda-online-de-la-uz

Deja un comentario