¿Cómo cuidar tus brochas de maquillaje? 5 trucos para alargar su vida

cuidar brochas de maquillaje

¿Lo haces? Si la respuesta es no, aquí te vamos a contar cómo cuidar tus brochas de maquillaje y alargar su vida útil. Y es que tan importantes son los productos y técnicas de maquillaje, como lo los utensilios que se utilizan para ello. Las brochas de maquillaje son esenciales y merecen especial cariño y mimo. De esta manera, nos aseguramos aplicar los productos de maquillaje de la mejor manera y conseguir acabados insuperables.

Te damos 5 consejos para un mantenimiento óptimo de tus brochas de maquillaje y poder conseguir que te duren más tiempo dándote un resultado de 10 en tus looks.

Lava tus brochas de maquillaje al menos 1 vez al mes

De hecho, si puede ser cada 15 días mejor que mejor, pero lavar las brochas una vez al mes como mínimo sería un buen punto de partida para su cuidado. Es necesario lavar periódicamente las brochas ya que en ellas se acumulan restos de los productos de maquillaje, así como cualquier impureza de la piel. Además, la falta de limpieza puede afectar al propio producto que se aplica, modificando el color e incluso la textura.

Para lavarlas, lo mejor es humedecerlas con agua templada. Evita mojar el mango o virola de las brochas ya que el ensamblaje se podría dañar. Es importante lavarlas con un poco de jabón y sin ejercer una excesiva fuerza ni presión. De esta manera, evitaremos no dañar el pelo de la brocha o deformarlo. Después enjuaga con agua teniendo en cuenta la dirección del pelo. Elimina el exceso de agua y humedad con una toalla (esta vez ya sin frotar).

Para secarlas, lo mejor es dejarlas boca abajo (o incluso de lado o inclinadas para que el agua escurra y no se introduzca en el mango) y al aire (no es recomendable aplicar calor para el secado, se estropearán).

Mantén las brochas en un lugar seco

La humedad excesiva y el polvo en una brocha son sus peores enemigos. Por eso, es muy importante guardar las brochas de maquillaje en un lugar seco y a ser posible cerrado. De este modo evitaremos el contacto innecesario de la brocha con elementos que puedan dañarla.

Usa fundas para guardar las brochas 

Conseguirás alargar la vida útil de las brochas si además de lavarlas, las mantienes en un lugar seco y las hidratas. Usa fundas que ayuden a que no se deformen. Estas se adaptan a todo tipo de brochas y tamaños, manteniendo la forma del pelo.

Hidrata tus brochas de maquillaje

Especialmente cuando se trate de brochas de maquillaje de pelo natural es muy importante hidratarlas para un correcto mantenimiento además de seguir los consejos anteriores. Se le debe aplicar una mascarilla hidratante al pelo de la brocha para que así esté nutrido. Importante aquí hacerlo del mango hacia la punta del pelo, sin ejercer mucha presión y dejando actuar durante unos minutos. Después, hay que aclarar la brocha del mismo modo y secar siguiendo las indicaciones anteriores.

Haz una limpieza express para casos de urgencia

Si lo que necesitas es una limpieza rápida, te contamos cómo hacer una limpieza express a tus brochas de maquillaje. Es algo sencillo, y hay varias opciones para ello. Puedes coger cualquier líquido desmaquillante que utilices (agua micelar por ejemplo) y verter un poco sobre un pañuelo de papel. Después solo tendrás que frotar la brocha con el papel hasta que se elimine la mayor parte de la suciedad. ¡Ojo! No frotes de forma intensa y tampoco mojes la brocha directamente con el líquido desmaquillante ya que puede dañarla. Este mismo proceso puedes hacerlo sobre una toallita desmaquillante y podrás tener tus brochas limpias de forma rápida.

tienda-online-de-la-uz

Deja un comentario