DEFIENDE A TUS ZAPATOS Y TUS PIES DE LA LLUVIA

CONSIGUE QUE TUS ZAPATOS DEJEN DE TEÑIRTE LOS PIES

¡¡Truco súper fácil y súper eficaz contra esos zapatos que aunque llueva sólo un poquito, nos dejan los pies o los calcetines teñidos!!

Utiliza alcohol de quemar, sí sí, como lo oyes. Impregna un trapo con alcohol de quemar y frota la parte interior del zapato incidiendo en las puntas y zonas donde más destiña. Deja secar y listo!!!

PROTEGE TUS ZAPATOS DE PIEL DE LA LLUVIA

Aplica GRASA de CABALLO;  además de proteger el zapato de la lluvia impermeabilizándolo, hidrata y nutre la piel del calzado.

  • Paso 1: limpia tu calzado de piel con un trapo, bien seco o un poco húmedo.
  • Paso 2: una vez limpio, aplica la grasa de caballo con la ayuda de un paño de algodón. Intenta repartilo uniformemente para que no queden zonas demasiado engrasadas.
  • Paso 3: pasa un cepillo o un trapo limpio para terminar de repartir la grasa (incide principalmente en costuras o bordes donde es más fácil que se acumule el producto) y acabar de pulir el calzado.
  • Paso 4: déjalos secar; puede ser ideal que lo apliques por la noche y los dejes secando, por la mañana estarán perfectos.

   ¡OJO! Cuando apliques la grasa verás que el color de la piel oscurece; es posible que el color de tu zapato se oscurezca  un poco pero la piel quedará tratada e impermeabilizada, el resultado merece la pena. No te preocupes si oscurece mucho al principio, irá aclarándose conforme vaya secándose, por eso es importante aplicar capas uniformes y bien repartidas!! No te pases con la cantidad!!

Y como siempre, ya sabéis, cualquier pregunta o truco nuevo que queráis compartir, aquí estamos 😉