Labios secos: consejos para terminar con ellos

labios secos

Mantener unos labios sanos e hidratados es un paso fundamental para que tu sonrisa sea una sonrisa de diez. En tu rutina diaria tiene que haber un espacio para cuidarlos y protegerlos. Son igual de importantes que el resto del rostro, y muchas veces, tendemos a olvidarnos de ellos. Esto provoca que generalmente tengamos los labios secos y con grietas.

Los labios carecen de glándulas sebáceas y no pueden producir su propia hidratación, es por esto por lo que, junto con la zona del contorno de los ojos son las partes más sensibles del rostro. Además, están expuestos a infinidad de agentes externos, presentes tanto en épocas de calor como en épocas de frío, lo que hace que su cuidado deba ser diario.

¿Por qué tengo los labios secos?

Unos labios secos pueden ser consecuencia de muchos factores. Los cambios ambientales es una de las causas más frecuentes, pero fumar, no beber suficiente agua e incluso una falta de vitaminas, influyen también directamente en la forma en la que se muestran tus labios al mundo.

cuidar-labios

Si crees que la saliva puede ayudar a hidratar tus labios estás equivocada, de hecho, todo lo contrario, tiende a irritarlos además de restarles humedad.  El maquillaje también puede influir directamente en el aspecto de tus labios, y es que los labiales mate tienden a resecar y los gloss atraen los rayos UV haciendo que empeore su estado y se vean más secos y agrietados.

¿Cómo cuidar tus labios?

  • Empieza hidratando desde dentro. Beber un mínimo de dos litros de agua al día no solo tiene beneficios para tu organismo. Tu piel agradecerá esa hidratación y se verá más hidratada. Como consecuencia, recuperarán jugosidad y se verán mucho menos resecos.
  • Exfolia tus labios una o dos veces por semana, puedes optar por un exfoliante de labios o hacerte uno casero. Este paso es importante que lo hagas con tus labios sanos. Si ves que tienes los labios secos o muy agrietados no es el momento de exfoliártelos.

Tip: Mezcla una cucharada de miel, una de aceite de oliva, dos de azúcar moreno y unas gotas de aceite de rosa mosqueta. Da un suave masaje y enjuaga con agua fría. Después aplica bálsamo labial para hidratar. ¡Verás que suaves se quedan!

  • ¡Tus labios también necesitan mascarilla! Y sin duda la mejor opción para nutrirlos e hidratarlos son las mascarillas de colágeno.

Tip: Si prefieres optar por hacértela en casa mezcla bicarbonato sódico, miel y unas gotas de aceite de oliva. Aplícalo en tus labios y deja actuar por 10 minutos. Retira con agua tibia y no te olvides de aplicar bálsamo después. ¡Esta mascarilla revitaliza tus labios al instante!

  • Protege siempre tus labios del sol. Es una de las zonas más delicadas del rostro y muchas veces es la primera que olvidamos a la hora de aplicar protector solar. Elige siempre bálsamos con protección solar alta y aplica las veces que sea necesario para evitar que se quemen.
  • ¡El aloe vera es tu amigo! Tiene altas propiedades humectantes y no solo sirve para el rostro, también para tus labios. Ya sea en forma de bálsamo labial o si eres de las afortunadas que tienen plantas de aloe en casa, mezcla el jugo de la planta con manteca de karité para tener unos labios hidratados y nutridos. ¡Adiós labios secos!
  • Evita morderlos o lamerlos, ya que esto solo hará que se resequen. Si sientes que empiezas a tener los labios secos ten siempre a mano un bálsamo y evita caer en este hábito.

Tip: Si tienes los labios doloridos debido a la extrema sequedad que tienen, frota un poco de pepino por tus labios y verás como el dolor desaparece de inmediato.

 

  • Por último, hidrata, hidrata e hidrata. Es fundamental hacerlo mínimo dos veces al día. Por la noche es el mejor momento para darle a tus labios un extra de hidratación. Tienen muchas horas por delante y es su momento perfecto para que absorban toda esa hidratación y aceites nutritivos que ellos solos no pueden generar.

Tip: Aplica una capa consistente de aceite de almendras o miel antes de dormir. Espera a que seque antes de acostarte y por la mañana aclara bien con agua fría. ¡El extra de hidratación lo notarás al instante!

Estamos convencidos que después de leer este post tienes información suficiente para poner tus labios a punto. Di adiós a la sequedad y da la bienvenida a unos labios nutridos, jugosos y bonitos. Apúntate todos estos consejos y ponlos en práctica, ¡notarás cambios al instante!

tienda-online-de-la-uz