¿Cómo aplicar correctamente los polvos bronceadores?

polvos bronceadores

Si no quieres renunciar a lucir un bronceado increíble en tu rostro sea la época del año que sea, una de las mejores opciones que hay es utilizar polvos bronceadores, también conocidos como polvos de sol. Son muy sencillos de utilizar, podrás conseguir una piel perfectamente bronceada, en cuestión de minutos. Aún así, como en todo, si no se utilizan unos polvos que concuerden con tu tono de piel, o no los aplicas correctamente puedes lograr un efecto muy distinto.

¿Qué acabado elegir?

Una de las ventajas de los polvos bronceadores es que puedes elegir entre tres tipos distintos de acabados. Cada uno dará un aspecto diferente a tu rostro, brillo, satinado, mate…

El acabado satinado es uno de los favoritos si lo que quieres es lucir un look natural en tu piel. Con este acabado, podrás dar un toque luminoso a tu piel sin llegar a saturarla.

Si tu piel es seca o la notas algo apagada, mejor deja a un lado los polvos bronceadores mate y pásate a un efecto brillo. Esto aportará una luminosidad extra a tu piel ¡y lucirá más jugosa que nunca!

Para pieles grasas mejor si eliges productos que matifiquen el rostro a la vez que broncean y dan un aspecto sano a tu piel. Los productos en polvo con acabado mate broncean tu piel a la vez que le aportan el toque justo de luminosidad para que luzca perfecta.

Elige tu tono ideal

Dar en el clavo con el tono de tus polvos de sol es una tarea complicada. Dependerá siempre del tono que tenga tu piel en el momento de aplicarlos. Si vas a usarlos encima de una base de maquillaje deberás tener en cuenta que el tono de tu piel se verá algo alterado.

Tomando como referencia tu tono natural te recomendamos que utilices tonos melocotón o dorados si tu piel es clarita. En cambio, si tu piel es más oscura, mejor si son marrones o chocolates. Los colores ocres y anaranjados van genial si tu piel es algo amarillenta. Y si la tienes rosada los polvos bronceadores marrones claritos te quedarán genial.

Para acabar, recuerda elegir siempre un tono o como mucho dos por encima de tu tono natural de piel. Siempre que quieras un resultado natural, mejor será cuanto más se acerque a tu tono original.

¿Cómo aplicar los polvos bronceadores?

Si todavía no tienes una brocha Kabuki es el momento de hacerte con una. Es la más recomendada por maquilladores para aplicar los polvos de sol.

A la hora de aplicarlos la técnica será diferente en función del resultado que quieras obtener.

Si lo que buscas es un aspecto bronceado de la piel, aplícalo por todo el rostro y cuello para que no se vean cortes. Es importante que, si quieres conseguir este efecto, no uses polvos bronceadores con acabados luminosos, mejor utilizar los mates. Después aplica un poco de blush y de iluminador y ya estás lista para lucir un bronceado de 10.

En cambio, si tu objetivo es resaltar tus facciones con los polvos bronceadores, toma nota que con estos tips vas a saber hacerlo a la perfección.

  • La forma clásica y más conocida de aplicar los polvos bronceadores es “en 3”
  • Carga la brocha con la cantidad de producto necesario y siempre retira el exceso dando unos toquecitos en tu mano
  • Comienza a aplicar por los laterales de la frente, acercándote lo más posible al nacimiento del pelo. Baja por la sien y marca el pómulo. Por último, siguiendo ese trazo, termina marcando la zona de la mandíbula. Se llama la técnica del tres porque parece que se marque un 3 en tu rostro.
  • Difumina hasta que quede bien integrado.
  • Baja los polvos bronceadores a cuello y escote, ya que de esta manera no habrá cortes ni diferencia de color.

Ahora que ya sabes como aplicar correctamente los polvos de sol, estás lista para lucir un tono bronceado increíble sin salir de casa. Es perfecto para tu maquillaje de diario o por si tienes alguna ocasión especial. Ya has visto que es súper sencillo de hacer y el resultado es increíble. ¡Pruébalo y nos cuentas!

tienda-online-de-la-uz