Protección solar en la nieve; consejos para tu piel

Tanto si practicas ski, como snowboard, como travesías con raquetas, o si simplemente te gusta ir a la nieve para tirarte con el trineo y hacer muñecos de nieve, nunca te olvides de proteger tu piel.

“Es más fácil quemarse en la montaña”, ¿verdad o mito?

Pues de hecho sí, lo cierto es que a medida que se incrementa la altitud el espesor de la de atmósfera disminuye, y por tanto la protección que ofrece la atmósfera para filtrar las radiaciones solares también disminuye.

Aproximadamente, se calcula que por cada 300 metros de altura que ascendemos, la radiación ultravioleta aumenta alrededor de un 4%.

Imagen relacionada

¿Qué tienen que ver entonces la nieve y el hielo?

Todos evitamos el color negro en los días de sol porque “absorbe” mucho calor, y en cambio, preferimos llevar ropa clara porque no absorbe, sino que “refleja” ese calor.

Ese mismo principio es el que hace que la nieve (y su color blanco) sea una superficie que refleja la radiación. La radiación solar se suma a esa radiación reflejada por la nieve, lo que hará a nuestra piel especialmente vulnerable a quemaduras si no utilizamos un buen fotoprotector.

Jamás debes olvidarte de proteger también los ojos con unas buenas gafas de sol, ya que la radiación puede provocar quemaduras en la córnea y la conjuntiva produciendo lo que se conoce como “ceguera del esquiador”.

Algunas recomendaciones para proteger nuestra piel en la nieve

Uno de los fotoprotectores más vendidos si vas a practicar deporte en la nieve es ISDIN FUSION WATER SPF50+ .Este fotoprotector ofrece:

  • Alta protección UV
  • No pica en los ojos
  • Wet Skin: es eficaz en piel mojada, aunque sudes seguirás protegido
  • Textura ultra ligera: se absorbe rápido, no deja residuo, y tiene tacto seco
  • Apto para todas las pieles: también es apto para pieles grasas (oil-free), sensibles y/o atópicas

Y si no quieres renunciar a un buen color y un tono unificado, también tienes la versión ISDIN FUSION WATER COLOR SPF50+ con las mismas propiedades que el FUSION WATER y que además te proporcionará una cobertura natural.

Otra parte muy importante a proteger son los labios, especialmente sensibles por el frío, la radiación y la tendencia a resecarse por el viento. El protector labial ISDIN SPF50+ está probado dermatológicamente, no solo protege de la radiación sino que también hidrata y nutre los labios intensamente, y repara y alivia los labios secos.

 

Imagen relacionadaComo último consejo, te recordamos que debes proteger tu piel incluso en los días nublados ya que las nubes filtran la radiación infrarroja y disminuye la sensación de calor, pero dejan pasar la mayor parte de radiación UVA.

También es importante que re-apliques periódicamente la fotoprotección, y no olvides algunas zonas como las orejas o insistir en zonas más sensibles como la nariz o los labios.

Un producto muy práctico para ello es el Combi de ISDIN que combina un fotoprotector textura gel SPF50+ con un fotoprotector labial SPF40 en un práctico envase que podrás llevar contigo a todas partes.

Y ahora sí, ya estás list@ para disfrutar de un buen (y protegido) día de nieve 🙂