Protección solar para bebés: 10 tips para protegerles del sol

Verano, altas temperaturas y la necesidad de protección solar para los bebés. Por eso, proponemos 10 tips para protegerles del sol. La piel de los más pequeños es más sensible que la del adulto y aunque es necesario protegerla durante todo el año de los rayos del sol, es a partir de primavera cuando la exposición e intensidad de los rayos del sol es mayor y por lo tanto se torna esencial cuidarla.

10 tips para proteger del sol la piel de tu bebé

  • Si tu bebé tiene menos de 12 meses, mejor no exponerlo al sol

Para aquellos bebés que cuenten con menos de 12 meses de vida, es importante intentar evitar la exposición al sol directa ya que puede ser perjudicial para piel del bebé y puede dañarla.

Además, a partir de los 6 meses deberás reforzar la protección con fotoprotectores con filtros minerales y sin perfumes, para minimizar los riesgos de alergias y reacciones en la piel.

  • La sombra, el mejor de los aliados.

Tanto para los bebés de menos de 6 meses como para el resto de niños y niñas, la sombra es uno de los mejores aliados para proteger la piel. Conviene hacer uso de la sombra a través de elementos como sombrillas, parasoles, capotas o cualquier otro que genere la tan preciada sombra en momentos de calor. Además, se recomienda el uso de prendas de vestir claras, ligeras y frescas que les cubran su piel (pantalones y camisetas largas, gorros) y evitar las horas centrales del día que son las que los rayos de sol que inciden de manera directa.

  • Uso de protector solar de alta protección

A la hora de usar la protección solar para bebés, ésta deberá de ser de una alta fotoprotección de modo que proteja la piel del bebé de los rayos UVB, UVA y los rayos infrarrojos. Esto implica que la protección solar deberá de ser SPF 50 o superior (SPF 50+) dada la delicadeza de la piel del bebé.

  • Recomendable protección solar resistente al agua

El verano es sinónimo de ocio y en muchas ocasiones éste implica actividades acuáticas (parques, playa, piscina…), por lo que se vuelve más que recomendable aplicar protección solar para bebés que sean resistentes al agua, ya que así su efecto no se verá alterado por el agua o sudor, sobre todo si hay una exposición al medio acuático continua.

  • Si el protector tiene filtros químicos, mejor aplicarlo 30 minutos antes de la exposición

En el caso de utilizar protectores solares con filtros químicos (en niños a partir de 3 años) es importante evitar la aplicación de la crema cuando ya se está expuesto al sol, lo más recomendable es aplicar la protección con 30 minutos de antelación a la exposición.

De esta manera, la piel estará protegida cuando se exponga al sol ya que el efecto de los filtros solares químicos comienzan varios minutos después de la aplicación sobre la piel.

  • Aplicar protector solar para bebés cada 2 horas

Aunque la protección solar sea resistente al agua, es aconsejable repetir la operación de aplicación cada 2 o 3 horas ya que a medida que pasa el tiempo va disminuyendo su eficacia. La tecnología Fusion Fluid® de ISDIN es perfecta ya que ofrece una rápida absorción y no deja residuo sobre la piel.

  • En la montaña, también aplicar protección

La protección solar para los bebés no es únicamente algo a aplicar en playa o piscina. Los planes de montaña también requieren aplicar protección teniendo en cuenta las mismas directrices y siguiendo las mismas pautas de aplicación que si de la playa o piscina se tratase en aquellas partes del cuerpo expuestas al sol durante la actividad.

  • Los protectores en spray, tienen los mismos efectos

Es importante no dejarse llevar por falsas creencias. Los protectores solares en formato spray son igual de efectivos que los del bote de crema de toda la vida. Solo cambia la forma de aplicación ya que el spray facilita que se extienda mejor sobre la piel, pero su efectividad es exactamente la misma. De hecho, cada vez son más las marcas que optan por ofrecer sus productos en ambos formatos, pero simplemente es una cuestión de comodidad. Por ejemplo, uno de nuestros favoritos es el fotoprotector corporal ISDIN Pediatrics que vale para cualquier parte del cuerpo y que además, es muy hidratante.

  • Ojo al reflejo de los rayos solares

Hay que tener en cuenta que las superficies reflejan los rayos solares y también pueden dañar la piel, por ejemplo, el agua y en menor medida la arena o incluso el césped. Ten en cuenta este punto a la hora de proteger la piel de tu bebé y recuerda reaplicar la protección solar tantas veces como sea necesario según el factor que tenga tu crema.

 La piel también se protege con una buena hidratación

Son momentos de disfrute, pero no se nos puede olvidar que una de las mejores formas de proteger la piel es estando bien hidratado, tanto por fuera como por dentro. Aplicar cremas o lociones después de la ducha que mantengan la piel hidratada es primordial, pero también es fundamental que los bebés, niños y niñas ingieran agua o cualquier otro alimento que ayude a la hidratación (como por ejemplo fruta, granizados de fruta o los típicos polos de hielo).

Protegernos del sol no es cosa de broma, cuidar la piel en verano, tanto la nuestra como la de los que nos rodean es clave para evitar problemas mayores en nuestro cuerpo.

Deja un comentario