Trucos para reparar el pelo quemado

pelo quemado

Verano, calor, piscina y playa. Elementos que hacen de tus vacaciones el mejor momento del año pero que, sin duda, son un riesgo para tu cabello. Pero no solo eso, el uso abusivo del secador, de tintes o de las planchas del pelo, pueden hacer desaparecer el brillo de tu melena. Pero ¡no te preocupes! Todo tiene solución. Saca papel y lápiz y apunta estos trucos para reparar el pelo quemado.

Reduce al mínimo el secador y las planchas para evitar el pelo quemado

Las altas temperaturas a las que sometemos al pelo con elementos como las planchas o el secador hacen que este se vuelva más frágil y sensible. Y esto puede ser peor si se aplica sobre un cabello teñido: el color se pierde antes ya que los tintes no están preparados para resistir tanta temperatura. Por ello, es clave reducir su uso al mínimo sobre todo en verano, pero también tomar algunas precauciones durante el resto del año.

Tip: Cuando utilices las planchas procura coger mechones pequeños y no hacer más de 2 pasadas sobre el mismo sitio.

Aprovecha el calor del verano y seca tu pelo al natural. ¡Deja olvidado el secador en el armario y aprovecha para secarlo al aire libre! Si necesitas usarlo sí o sí para dominar tu pelo, intenta hacerlo a temperatura baja-media.

Tip:  La toalla es tu mejor aliada para quitar el exceso del agua del cabello y secarlo con mayor rapidez. Pasar un peine de púas grandes por el pelo mojado, también puede resultarte de ayuda.

Utiliza productos hidratantes

La falta de hidratación es la primera causa del pelo quemado. El uso excesivo de planchas, la exposición al sol, el cloro de la piscina o los tintes, hacen que nuestro pelo se deshidrate, dejándolo muy vulnerable. Por ello, para poder reparar el pelo quemado, tenemos que empezar por la base: los productos que utilizamos.

Muchas veces la elección de nuestro champú diario es algo completamente rutinario. Nos fijamos sobre todo en que nos salga rentable calidad-precio. Pero es uno de los pasos más importantes en la rutina de cuidado de cabello y, sobre todo, si estamos intentando reparar el pelo quemado.

Nuestros champús favoritos para mejorar la hidratación del cabello

BC Hyaluronic Moisture Kick Champú Micelar hidratante de Schwarzkopf para cabello no

rmal, seco, frágil o rizado. Su fórmula está libre de siliconas y proporciona hidratación al cabello y ayuda a prevenir la deshidratación. Es decir, no solo es útil para cuando el daño está hecho, si no para prevenirlo.

El champú de aceite de Argán de Dr. Organic es un aliado perfecto para luchar contra el pelo quemado. Está formulado con Aceite de Argán Virgen Orgánico Marroquí, fuente de vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales. Es perfecto para limpiar y suavizar tu cabello, dejándolo rehidratado y revitalizado.

Pero no solo debemos elegir correctamente nuestro champú para acabar con el pelo quemado. El uso de una buena mascarilla que repare, nutra y proteja nuestro cabello es clave para recuperar todo el brillo de nuestro cabello.

Las mascarillas más top

La mascarilla capilar súper-hidratante de Moroccanil aporta un acondicionamiento profundo. Contiene aceite de argán antioxidante, lo que la hace perfecta para el cabello seco. En muy poco tiempo verás cómo tu cabello recupera su elasticidad y brillo.

Masquintense de Kérastase es un tratamiento de nutrición profunda para cabellos secos y finos que necesitan una nutrición intensa. Los resultados son prácticamente instantáneos. Además, protege la fibra capilar de la oxidación y facilita el desenredado.

Protección solar también para tu cabello

Si no nos olvidamos de proteger nuestra piel de los rayos del sol, ¿por qué lo hacemos con nuestro cabello? Los protectores térmicos para el pelo no solo son útiles durante el verano, si no que también lo son para proteger nuestro pelo de las altas temperaturas a las que lo sometemos con el secador y las planchas.

Utilizar un producto que proteja tu cabello te ayudará a evitar el encrespamiento y las puntas abiertas. ¡Ficha estos hemos elegido para ti!

El último recurso: ¡cortar!

Si todo esto no te ha funcionado para reparar tu pelo quemado, la solución que menos nos gusta, pero que es la más eficaz es cortar la parte que peor tengamos. Seguramente el problema estará en las puntas, por lo que una pequeña visita a la peluquería puede ayudarte a mejorar el aspecto de tu cabello y a decir adiós al pelo quemado.

tienda-online-cabello

Deja un comentario