Factor de protección solar: cómo elegir la crema solar adecuada

factor-proteccion-solar

Con la llegada del buen tiempo llegan también las ganas de lucir un moreno de escándalo. Tu piel debe estar protegida durante todos los meses del año, pero es cierto que, durante los meses de calor, deberás ser más consciente de ello, y aplicar cremas con factor de protección solar para cuidar de tu piel y prevenir posibles manchas por el sol. ¿Todavía no sabes cuál elegir? Con estos trucos que te damos lo vas a tener mucho más sencillo ¡ya verás!

¿Qué significa factor de protección solar (SPF)?

SPF

El factor de protección solar estima el tiempo que puedes estar bajo el sol sin quemarte usando protección solar. Mide también la capacidad protectora de la crema solar que te apliques frente a los rayos UVB. Un valor de SPF de 15, nos indica que tu piel puede estar expuesta a los rayos solares sin presentar quemaduras, 15 veces más tiempo que si no usaras protección solar. Es decir, si tu piel se quemaría a los 10 minutos de estar expuesta al sol, al aplicar un factor de protección 15, tardaría en quemarse 150 minutos. A mayor grado de factor de protección, más tiempo será el que tu piel esté protegida.

Una de las creencias más extendidas respecto a los protectores solares es que a mayor número de SPF menos bronceada vas a tener tu piel. Déjanos decirte que esto es falso. Un SPF de 50 no va a evitar que tu piel se ponga morena, pero si va a evitar que tu piel se queme y estará protegida durante mucho más tiempo.

¿Qué factor de protección solar es el indicado para ti?

Para poder elegir el factor de protección solar de tu crema solar este año deberás tener en cuenta varios factores.

  • En primer lugar, tienes que identificar tu piel según tu fototipo. Hay 6, el primero es para las pieles más claritas y el sexto es para las pieles más oscuras. Y, aunque todos los fototipos necesitan protección, las pieles claras tienden a quemarse más fácilmente que las oscuras, con lo cual necesitan un extra de protección solar para evitar posibles quemaduras.
  • Saber cuánto tiempo vas a estar expuesta al sol para poder calcular las veces que debes aplicar protección solar.
  • Dónde te vas a exponer al sol. Dependiendo de la localización en la que te encuentres, los rayos solares inciden de una forma u otra, necesitando una mayor protección en lugares secos, de playa o nieve.

Con estos factores aprendidos, desde de la uz siempre te vamos a recomendar mínimo un SPF de 30. Ya que con ese factor de protección solar te aseguras una protección segura por un tiempo determinado. Eso sí, no olvides que esto te protege por un tiempo determinado ¡debes aplicar crema de forma recurrente mientras estés expuesta al sol!

¿Qué protector solar elegir?

Para poder elegir la crema adecuada tenemos que diferenciar primero las distintas partes del cuerpo donde podemos aplicarla

  • Las cremas solares para el rostro deben ser uno de tus imprescindibles a lo largo de todo el año. Ya haga frío como calor, la piel del rostro está expuesta continuamente a los rayos solares, y una exposición sin protección puede ser la causante de manchas y de un envejecimiento prematuro. Las cremas solares para rostro con SPF de 50, diseñadas específicamente para este tipo de piel, son tu mejor aliado durante todo el año.

Tip: Cada vez hay más productos de maquillaje que cuentan con SPF, desde bases de maquillaje, polvos bronceadores, coloretes… ¡no hay excusa!

  • Las cremas solares para cuerpo puedes encontrarlas en distintos formatos, con textura gel, aceite, o en spray. Cualquiera de estos formatos será genial para ti,

Tip: comprueba siempre que la protección sea de rayos UVA Y UVB y que además sea resistente al agua.

  • Protector solar para los grandes olvidados, tus labios. Es una de las zonas del rostro que se queman con mayor facilidad y por eso garantizar una alta protección con un bálsamo de SPF 50 será garantía de evitar quemaduras en esta zona tan delicada.
  • El protector solar para el cuero cabelludo ha entrado en nuestras vidas para quedarse. Evita que tu cabello se decolore y además añade hidratación. ¿Qué más se le puede pedir?

Proteger tu piel de los rayos solares durante todo el año es un seguro para evitar manchas y envejecimiento de la piel con la consecuente aparición de arrugas. Disfruta de todas las estaciones del año, luce moreno en verano y cuida y protege tu piel ¡siempre!

tienda-online